Familia Maternidad

Cambio de vida de una mamá trabajadora

29 Julio, 2016

En los últimos años mi vida ah sufrido cambios muy importantes y para nada esperados. El más grande de ellos fue convertirme en mamá y esposa.

No ah sido nada fácil, y la verdad que envidio a todas aquellas mujeres que tienen la vitalidad y todo lo necesario para adaptarse a este gran cambio que representa el educar a un hijo, hacerse cargo de un hogar y además de todo seguir trabajando fuera de casa, sumando que corro con la suerte de que mi esposo también aporte con las labores del hogar, pero cuantas de ustedes no hacen todo eso solas! A ustedes un aplauso, yo no podria.

En mi caso, yo no pude lidiar con la separación de mi bebé y el estrés que me causaba llegar cansada del trabajo a no darle la atención que yo quería darle a mi hija, y como muchas mujeres entre en una lucha de elegir si dejarme de lado (profesionalmente) y centrar mi energía en mi familia, aunque esto de vez en vez sabia me deprimiría, o si era más importante para mi ser productiva profesionalmente aunque esto implicaba quitarle tiempo a mi hija. Ambas opciones me desagradaban! Yo quería todo, ser mamá de tiempo completo y sentirme aun productiva.

Los cambios no son fáciles, y tomar desiciones tampoco, nadie nos enseña a ser padres y ahora veo a mi mamá con ojos diferentes y me eh encontrado pensando en que sentiría ella cuando metuvo por primera vez en sus brazos y tal vez tuvo los mismos pensamientos que yo y lo que tal vez tuvo o no que dejar para ser feliz y hacer feliz a su familia.

Y no digo que a todas seamos iguales. Para algunas su sueño siempre fue ser mamá y estar en casa cuidando a sus esposos y sus hijos, y me parece perfecto! El punto aquí que tenemos que encontrar eso que nos haga felices y nos apasione.

El día de hoy no puedo decir que yo ya encontré el equilibrio, aun sigo en la búsqueda, aunque si puedo presumir que encontre como sustituir el aspecto profesional con la pasión que descubri en la fotografía. Ahora puedo dedicar un tiempo al trabajo desde casa y estar con mi familia.

Así que mujer, si tu estas en esta lucha, créeme que con el tiempo tal vez no será más fácil, pero si depende de nosotras que tan difícil lo hacemos y se lo hacemos a otras mamás con nuestras malas o buenas vibras.

Y lo más importante es que siempre tratemos de apoyarnos entre todas, porque tenemos una gran responsabilidad de criar un hijo y el merece la mejor versión de nosotras mismas.

Yo por mi parte agradezco a todos los que han pasado por mi camino y me han ayudado a ser lo que hoy soy, una mamá, esposa, amiga, fotografa y mujer, no perfecta, pero si agradecida y para nada arrepentida con las decisiones que eh tomado.